Finalizadas las obras del complejo deportivo de San Vicente de la Sonsierra

Piscina grande

Aransa Construcción ha finalizado las obras de reforma del complejo deportivo de San Vicente de la Sonsierra promovidas por el Ayuntamiento de la localidad y proyectadas por la arquitecta Sara Resa.

El complejo, de más de 4.500 metros cuadrados construidos, se ubica en el Paseo de las Vistillas y está compuesto de frontón y piscinas de uso estival con un edificio auxiliar. Desde la década de los ochenta se habían ido sucediendo una serie de actuaciones con el fin de acondicionar el complejo deportivo municipal al paso del tiempo. Así, entre las intervenciones destacan la construcción del frontón en 1989 y la construcción de las piscinas y su edificio auxiliar ya en la década de los noventa. A mediados de la primera década de este siglo se reforma el vaso de la piscina infantil para adecuarlo a la normativa.

Para mantener en condiciones el complejo deportivo municipal, se han llevado a cabo ahora una serie de actuaciones en el vaso grande, el edificio auxiliar y la urbanización del complejo, ya que las diferentes partes que componen el complejo, presentaban diversos signos de deterioro o habían quedado obsoletas y fuera de normativa. Mediante la construcción se ha conseguido un complejo deportivo en óptimas condiciones y que sirva a las necesidades de los vecinos del municipio.

El complejo deportivo se puede dividir en dos partes con accesos diferenciados. De esta forma, por un lado está el edificio del frontón y, por otro, el complejo de piscinas municipales.

Se han realizado varias actuaciones que mejoran y actualizan el uso y disfrute del complejo deportivo. Así, se ha adecuado el vaso de la piscina de adultos, ya que había quedado obsoleto. Se ha reducido a dimensión semi-olímpica, ya que la piscina era excesiva para las necesidades del municipio, de 27 por 15 metros pasa a 25 por 12,5 metros. La piscina semi-olímpica se adecúa a las necesidades actuales y permite la celebración de competiciones oficiales si se diera el caso. Las paredes y fondo de la piscina se han construido con materiales impermeables y antideslizantes y las pendientes son menores del 6% con transiciones suaves.

El acceso al nuevo vaso se realiza a través de duchas y el perímetro queda vallado y separado del jardín.

Edificio de bar y vestuarios

El edificio auxiliar de vestuarios y bar habían quedado obsoletos por lo que se ha optado por la demolición del edificio existente de vestuarios y bar, y el pavimento circundante y la construcción de un edificio nuevo. Además, los aseos de los vestuarios remodelados permiten dar servicio cuando las piscinas se encuentran cerradas.

El edificio auxiliar de piscinas se ha ubicado en la fachada Noroeste, de forma que los vientos dominantes en este municipio sean frenados por el bloque edificado para proteger la zona verde de solárium, que ocupa un tercio de todo el complejo.

Asimismo, se ha posibilitado el uso del bar de una forma independiente a las piscinas, mediante la separación de los accesos. El edificio cuenta, por tanto, con dos partes diferenciadas: el bar (173 m2) y las dependencias necesarias para las piscinas (238 m2).

El bar se ubica junto al acceso al complejo. Tras la rampa de acceso peatonal se abre un espacio cuadrangular cubierto que da acceso al bar. Esta pequeña plazoleta cuenta con bancos junto al muro. Una vez en el interior del bar, en la fachada suroeste se abre un gran ventanal con vistas al acceso a la piscina. En el exterior se ha construido una pérgola de madera con lamas que permite instalar una terraza de verano protegida del sol.

Terraza de verano

Terraza de verano

 

Tras el bar se ubica la recepción de las piscinas para permitir un funcionamiento autónomo y que el bar pueda estar abierto en períodos en los que las piscinas se encuentren cerradas. La recepción de las piscinas cuenta con una zona de control, mediante valla, y un anexo para almacén y objetos perdidos.

Una vez atravesado el control se accede a las piscinas. Desde la zona picnic se accede a los vestuarios diferenciados por sexo. Los vestuarios cuentan con aseos, incluido de minusválidos, bancos, taquillas y duchas. Los aseos y el ante-aseo puedan ser usados mientras los vestuarios y duchas se encuentran cerrados. Así, pueden dar servicio al frontón de manera independiente.

Tras los vestuarios, se ubica la enfermería y el almacén y sala de instalaciones. La enfermería está alejada del resto de piezas en busca de tranquilidad y muy cercana al acceso rodado para facilitar la evacuación. Cuenta con camilla basculante, dispositivo de respiración artificial portátil, botiquín de urgencia y teléfono.

Los materiales del nuevo edificio son acordes con las texturas y colores del entorno de San Vicente.

Tras ello, unas de las actuaciones principales realizadas en la urbanización del complejo deportivo han estado encaminadas a la adecuación de accesos. Se ha demolido el acceso a las piscinas estivales y se ha realizado uno nuevo mediante rampa accesible para usuarios de silla de ruedas. Todo el acceso ha sido pavimentado con piedra natural con los criterios técnicos para evitar resbalones. Tras el control de accesos se llega a una zona de picnic, que se encuentra pavimentada con el mismo material de la zona de acceso.

En la zona picnic, se han plantado cuatro árboles, alrededor de los cuales se han instalado mesas y bancos corridos. De esta forma, los árboles sirven para dar sombra haciendo la estancia en el picnic más agradable.

Zona de picnic

Zona de picnic

 

La nueva sala de depuración se ubica bajo el graderío de las piscinas, junto al acceso al frontón. El depósito de compensación se ubica enterrado.

Tanto la zona de acceso, como la zona de picnic cuentan con iluminación que permite su uso cuando la visibilidad es escasa. La rampa de acceso al complejo y el acceso a las piscinas se ilumina desde el muro perimetral, para evitar caídas. La zona de picnic, sin embargo, se ilumina mediante focos instalados en la pared del frontón, así como luminarias colocadas en la fachada del edificio.

Además, se ha realizado un acceso rodado al frontón. Hasta ahora, el acceso de vehículos se limitaba a la cota del suelo de las piscinas y los elementos destinados al frontón se debían bajar a mano. El acceso al frontón se ha mejorado con una rampa para vehículos hasta una pequeña zona de descarga junto a la puerta de acceso al frontón.

El espacio entre la rampa de acceso de vehículos y la zona de picnic se ha destinado a zona de juegos infantiles. Su ubicación cerca de la zona de picnic permite una cómoda vigilancia de los niños  por parte de los adultos.

Además, debido a los problemas de vandalismo, se ha cambiado el vallado perimetral, ya que el que existía era fácilmente escalable, incluso después de la colocación de plantas trepadoras. Se ha demolido el existente y sustituido por uno nuevo formado por barras verticales paralelas, que dificultan el ser escaladas. El vallado se integra en el entorno y consigue una mayor permeabilidad que el anterior.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR